domingo, 7 de marzo de 2010

REUNIÓN DE PADRES

Como creo que ya comenté, el domingo pasado tuvimos el equipo docente de la “carrera” Perito en Recursos Naturales Renovables (Mateo, Inoky y yo) una reunión con los padres. Habíamos citado a los padres a las 8, pero tan sólo unos 8-10 estaban sentados en las sillas a las 8:15. Tuvimos que esperar para comenzar la reunión a que el reloj marcara las 8:45 y aún así, no con todos los asistentes. Según avanzaba la reunión, iban llegando a la reunión hasta el extremo que, cuando habíamos acabado a eso de las 11:45, nos llamaron unos padres diciendo que estaban de camino. Por supuesto, les despachamos rápido.


Tras una hora o así de comentarios generales (horarios, uniforme, medidas y normas de la escuela, actitud de los chicos en clase, etc.) pasamos a un análisis individual con cada uno de los padres. Como era de esperar no todas las noticias que les teníamos que dar eran buenas para los padres, así que había que encontrar la manera de decirlo con delicadeza.


En general, aunque fueron casi todos los padres (creo que solo faltaron los de 3 chavales, de 23 que son en la “carrera”), no todos mostraron interés. Bueno, realmente no parecía que todos tuvieran interés verdadero o que fueran a llevar a la práctica todo lo que les habíamos dicho. También, como siempre, algún padre decepcionado, sintiéndose engañado, etc. En resumen, poca comunicación real padre-hijo.


En ese sentido, Mateo tiene las cosas muy claras y potencia la relación padres-hijos, al menos en lo que a la educación y las clases se refiere. Esta claro que el no puede estar en todas la casa las 24 horas del día, sino que eso ya depende de las familias. Pero por lo menos: ¡chapó por Mateo!


Una de las órdenes del día era dar el primer toque de atención (este verbal) a algunos padres sobre el comportamiento y actitud de sus hijos. No se si a los que se lo dijimos lo captaron realmente, pero bueno, el aviso esta ya sobre la mesa.


Como todo en esta vida se puede reutilizar y vale para algo, saque de mochila la delicadeza, cordialidad y firmeza de mis horas de socorrista en la piscina para decirles las cosas a los padres para que no sonara muy feo, pero que quedara ahí. Así de paso las voy recuperando para este verano cuando llegue a España… jajajaja


Seguiremos informando.

4 comentarios:

  1. Me pareceis unos profes de putísima madre, como dices chapó por MAteo, pero también CHAPÓ POR TI!!

    Ana

    ResponderEliminar
  2. sobrino cuidate esa garganta, muy bien chavales chapó por los dos.

    ResponderEliminar
  3. Primoo!!.
    Es cierto que es una tarea muy difícil la de intentar que unos adolescentes sin una cultura de enseñanza como es debido, te atiendan en clase y consigan aprender algo de lo que se les explica. Pero si además hay que conseguir que los padres tengan que aprender esa cultura para transmitírsela a sus hijos, como que la tarea se antoja titánica para llevar a acabo en unos meses.
    Como bien dices, el mensaje está transmitido y más no se puede hacer. El objetivo siguen siendo los chavales, que seguro que algunos resultan ser lo suficientemente permeables como para que tus enseñanazas o consejos les calen de alguna manera. Ánimo!!.
    Cuídate mucho.
    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Oye, pero tú ¿no eras mi primo pequeño?

    ResponderEliminar